Las primeras revistas

A finales de 1971, principios del 72, la inquietud de algunos jóvenes les lleva a mecanografiar unos folios de papel cebolla conteniendo sus poemas y que se distribuyen entre ellos en número de cinco, en la segunda entrega serán diez y en la tercera 20. La aceptación es tal que ya es imposible proseguir con el método de impresión, pasan al ciclostilo y aparece un título ALGO NUESTRO en unas cubiertas de cartulina. El titulo con el tiempo pasará a ser el de una Colección de libros y una vez constituidos en “movimiento poético” las revistas aparecerán con el epígrafe GALLO DE VIDRIO y la leyenda “Vigilante y transparente”, como una primera definición de las pretensiones ante la poesía y la vida de sus componentes. La revista con el logotipo se editará en multicopista y llevará una cubierta a imprenta.